BOLETIN GRATIS

 

Suscribirte a el Boletin de Alihuen y recibe información periodica. 

Correo electrónico:

 

 
Publicidad
Menú principal
Inicio
Elecciones
facebook
Proyectos
Información
Tóxicos
Fotos y videos
Efemérides
Denuncias
Links
Donaciones
Conócenos!
Niños perdidos

Revistas
ECO-Chicos
ECO-Breves
Escritores Pampeanos
Boletines Informativos
Estado del tiempo
Pronóstico Mundial
Imágenes satelitales
Pronóstico SMN
Estado del Tiempo
LLuvia y Temperatura
Radar meteorológico
Encuestas
¿Cuales son las prioridades que debería tener el gobierno Argentino en política ambiental?
 
Conócenos

¿Quién está en línea?
Hay 14 invitados en línea
Estadísticas
Visitantes: 19524322
Inicio arrow Información arrow Noticias arrow Plantas y Animales Autóctonos: la Naturaleza Verdadera por Ricardo Barbetti
Plantas y Animales Autóctonos: la Naturaleza Verdadera por Ricardo Barbetti Imprimir E-Mail

Museo Argentino de Ciencias Naturales, Avenida Ángel Gallardo 47O, C 14O5 DJR Buenos Aires, Argentina, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

La sabiduría de la civilización china, que es muy antigua y sigue existiendo, enseña que, hasta sin tener nada, se puede ser feliz si hay flores y  pájaros en el campo. Esto no significa resignarse a no tener nada, sino que cuando hay naturaleza es bueno y es posible ser feliz, pase lo que pase.

Cultivamos plantas para comerlas, para vender las cosechas; para que coma el ganado; para sombra; para frenar el viento y la erosión. Y para tener belleza, alegría y NATURALEZA en el lugar en que vivimos. Naturaleza es clima, tierra, rocas, ríos, mares, plantas y animales, todo junto en orden y armonía. Pero todo esto es utilidades para el ser humano. Lo mas importante es que las plantas son seres que comparten este mundo con nosotros.

LO MAS NATURAL ES LO AUTÓCTONO; si se trata de seres vivos, son autóctonas las especies de plantas y animales que viven en cada región natural (NO en cada país) desde antes de la historia, desde antes que los humanos cultiven plantas. Estas especies se formaron y vivieron juntas seguramente por miles de años, y según estudios científicos, por millones de años. Esto es posible porque su existencia es ordenada, armoniosa, por eso se mantiene la proporción entre especies (puede variar, pero dentro de límites máximos y mínimos), esto significa que ninguna especie aumenta de cantidad hasta hacerse plaga o maleza y hacer daño a otras. Una especie está en estado de PLAGA cuando por haber demasiados individuos de esa especie, causa problemas -.

Pero ese ordenamiento armonioso está  siendo destruido cada vez mas rápido por la humanidad moderna, que está  causando una velocidad de destrucción total de especies de plantas y animales mucho mayor que las mas grandes que hubo en el pasado. Esto resulta de acciones como: - tirar basura y desechos venenosos, - hacer edificios y caminos, - cortar o quemar bosques, - pasar el arado, - sacar petróleo,  - hacer minas y diques, - traer plantas y animales de otras regiones (por ejemplo ovejas, cabras, vacas; pinos, eucaliptus) y muchas otras. 

Una de las causas principales del ordenamiento de la naturaleza es que las plantas autóctonas son la comida natural de los animales herbívoros nativos, que comiéndolas hacen una poda que frena el crecimiento de esas plantas. Otros animales comen semillas de las plantas autóctonas, esto hace que NO se reproduzcan demasiado.

Todo esto impide que las plantas invadan, pero no las elimina, una de las razones de esto es que las plantas tienen defensas, una de estas defensas es tener sustancias venenosas o repelentes que las protegen de animales que no están adaptados a comerlas. Los animales que comen a cada especie de planta son inmunes a las sustancias venenosas o repelentes de la planta que comen. En estado silvestre, natural, plantas diferentes crecen juntas y así el repelente de cada especie protege a otras plantas, que serían mas comidas por animales si crecieran solas.

DE LOS ANIMALES QUE COMEN PLANTAS, LOS MAS IMPORTANTES SON INSECTOS, por ejemplo: chinches, escarabajos, langostas (en muchos libros las llaman "saltamontes"), grillos, pulgones, orugas de mariposas, y otros. SON CHIQUITOS, PERO SON MUCHOS. En África, pesan más los insectos que hay por hectárea, que la suma de elefantes, antílopes, cebras, búfalos, jirafas y rinocerontes que hay por hectárea.
Los insectos, además de "podar", son interesantes, tienen belleza (en algunos casos hay que aprender a ver su belleza).Y son comida de pájaros, ranas, lagartos, mamboretás (mantis) y otros, que tienen belleza, son interesantes, y hacen que no haya tantos bichos como para arruinar la vegetación.

MÁS DEL 90 % de lo que se planta es especies y variedades de plantas que no son del lugar, y en la proporción no correcta, por eso dejar plantas que crecieron naturalmente es mas importante que plantar

DONDE HAY PLANTAS AUTÓCTONAS PUEDE HABER NATURALEZA VERDADERA; dejarla vivir es ayudar a conservarla y a proteger el ambiente. Esto es urgente, porque, como sabemos, la naturaleza y el ambiente están siendo arruinados por acciones que son parte de lo que llamamos desarrollo, progreso, adelanto civilización, explotación, aprovechamiento racional, pujanza, crecimiento económico. Todo esto se puede hacer sin arruinar la naturaleza, pero para eso hay que darse cuenta que es necesario cuidar la naturaleza.

Cuidar zonas con plantas autóctonas en el campo y en la ciudad ayuda también a que la gente pueda estar con la naturaleza en su vida diaria normal, y entonces le sea mas fácil desarrollar afecto hacia la naturaleza y entenderla Esto hace mas fácil que las personas SE DEN CUENTA QUE LA NATURALEZA ES NECESARIA, entonces cuidan mas lugares silvestres. Esto es muy bueno para el mundo y para la humanidad, porque:

- la vegetación autóctona hace el paisaje natural y mantiene a los animales autóctonos.
 Y todo esto junto - purifica y renueva el aire,  el agua y el suelo; - hace posible el funcionamiento normal, natural, de los ríos, las napas subterráneas y el clima; - impide que aparezcan  plagas y malezas. Y muchas cosas mas que hacen posible que vivamos bien, como corresponde al ser humano. 

También las plantas traídas de otras regiones hacen todo esto, pero con menos eficacia y causando problemas, no funcionan de un modo bien ordenado entre ellas ni con los animales, ni con el clima, ni con la tierra, como las autóctonas. LAS PLANTAS INTRODUCIDAS PUEDEN CAUSAR PROBLEMAS GRANDES.

Como ejemplo, lo que pasó en el DELTA DEL PARANÁ:  fue invadido por plantas traídas para jardines y cultivos: - madreselva (Lonicera japonica), ligustrina (Ligustrum lucidum), sauce llorón (Salix babylonica), morera (Morus alba), membrillero, bambú (Phyllostachis bambusoides)y glicina ( Wisteria sinensis) - todas plantas de China, Corea y Japón ; zarzamora (Rubus fruticosus), álamos, mimbre, lirio amarillo (Iris pseudoacorus) -Europa-; - y casuarina (de Australia) y formio (Phormium tenax) de Nueva Zelandia.

¿Hay fanatismo para plantar especies no autóctonas?; son útiles o lindas, o traen recuerdos emocionantes, pero como los insectos que las comen en sus regiones naturales de origen NO ESTÁN, por eso muchas de estas plantas crecen demasiado y se reproducen demasiado, se hacen plagas, deformando el funcionamiento de la naturaleza de la región. Como donde crece una planta traída de otra región no puede crecer una planta nativa, los animales nativos se van quedando sin las plantas que necesitan para comer.

En el Delta estas plagas introducidas también dañan mucho a la agricultura. Los herbívoros nativos no las comen lo suficiente como para frenar su crecimiento, porque estos animales son sensibles a los venenos y repelentes de estas plantas introducidas, que por eso pudieron invadir la región, reemplazando a las plantas originarias; en este caso al paisaje natural verdadero del Delta:

- SELVAS con mas de treinta (3O) especies de árboles, con decenas de trepadoras, plantas del aire y helechos; - LAGUNAS Y PANTANOS, con plantas acuáticas (esta vegetación se conserva mas que la de la selva). - BARRANCAS y otras zonas altas con tala, ombú, tuna, espinillo, carqueja y otras plantas de lugares secos. - El Paraná de las Palmas se llamó así porque cerca había miles de palmeras Pindó antes de que ahí haya gente. - La vegetación variada hacía posible que haya mas especies y mas individuos de animales que ahora.

EN LA NATURALEZA, LAS ESPECIES AUTÓCTONAS DE PLANTAS Y ANIMALES VIVEN EN UN ORDEN que se forma espontáneamente y que es lo esencial de lo natural. EN ESE ORDEN SE ORIGINÓ LA HUMANIDAD; por eso es imprescindible para los humanos estar lo mas posible en ese orden para tener salud física  y mental, estar bien, sentirnos bien, tener alegría. Por eso NECESITAMOS (- además de comida, ropa, casa y afecto -) estar  con la naturaleza. Por eso mucha gente va al campo los fines de semana aguantando atascaderos de tránsito enormes BUSCANDO EL ORDEN NATURAL.

Por estos motivos hay que tener cerca naturaleza genuina: especies autóctonas. 

Pero la gente moderna destruye lo mas posible la naturaleza para hacer diferentes cosas; y hace parques con plantas de otras regiones. ¿Es obligatorio, necesario, inevitable? Las impresionantes civilizaciones Maya, Inca, Azteca, China, Hindú y otras, NO hicieron eso; en sus mejores épocas usaron solamente plantas de sus zonas.

 Lo importante es  saber qué especies son autóctonas en cada región; y darse cuenta de porqué es importante  tenerlas.

 NATURALEZA, realidad práctica, y decoración.

ANTES QUE HUBIERA SERES HUMANOS, EL MUNDO YA VENÍA HECHO, FUNCIONANDO BIEN, con todas las partes necesarias. Ese mundo hizo posible que haya seres humanos. Ese mundo lo hizo el mismo Poder que hizo al ser humano con su corazón, su cerebro, sus ojos y manos, y al cielo y las estrellas y el sol y la luna. La naturaleza es enorme; es el universo, La Creación.
En la naturaleza, lo útil y la belleza están juntos en la armonía de la totalidad, que tiene significados que van mas allá de las ideas, el pensamiento, las emociones, la imaginación, las palabras, las apariencias y las mediciones. En esa armonía total está cada árbol, sin o con flores; también los troncos caídos; cada piedra, arroyo, flor y pájaro, todo lo verdadero de cada paisaje natural: bosque, montaña, playa, lago, pantano o desierto.

EN CONDICIONES NATURALES NO HAY PLAGAS: todas las especies son beneficiosas.
Casi todas las malezas invasoras fueron traídas de otras regiones por personas.
Cada planta es silvestre en alguna región del mundo.
La naturaleza es imparcial, en todas las regiones naturales hay belleza y utilidad; si en algunas zonas hay menos es porque fueron más destruidas que otras por la civilización moderna.

Mas del 9O % de las plantas que se usan en cultivos, jardines y parques son de otras regiones del mundo. Pero usando plantas autóctonas se pueden conseguir resultados iguales y casi siempre mejores, eligiendo autóctonas apropiadas para cada caso; y se consigue mucho mas que los resultados buscados, porque las autóctonas participan de la Armonía Total, que es en parte visible y en parte invisible; la hacen los animales, las plantas, el suelo, los minerales el clima; los  árboles, flores, mariposas, helechos, rocas; y seres menos apreciados: microbios, lombrices, sapos, grillos, hongos, líquenes, musgos, y muchos otros.

CADA PLANTA Y CADA ANIMAL TIENE EN Sí MISMO SU RAZÓN DE SER que es expresar su
esencia, ser como es, hacer lo suyo; esto forma la armonía natural, y es independiente de que nos parezca linda, fea, útil o inútil. Podemos contarle a otros cosas sobre la naturaleza, pero no tiene sentido juzgarla o criticarla. No tenemos "derecho" a juzgar ni a destruir naturaleza por antojo, sin necesidad; creer que tenemos ese derecho es faltar el respeto, es no entender que en el mundo, con todas las especies, incluyendo a la humanidad, lo más importante es todo junto. Las plantas no son yuyos ni plantas finas; las dos cosas son ideas.

EN TODOS LOS LUGARES NATURALES están lo práctico, lo decorativo, los colores fuertes, lo divertido y también mucho más. Para estar bien necesitamos ir por muchos niveles de la realidad, desde el superficial de lo decorativo, pasando por lo obvio de lo útil, hasta lo profundo de los significados, las relaciones, la armonía, lo esencial. Entonces podemos ser realmente humanos.

Si conocemos únicamente lo útil y lo decorativo, quedamos frustrados, incompletos, porque muchas capacidades humanas quedan sin desarrollar. Esto es típico de la vida moderna con su apuro que hace difícil prestar atención.

LA SENSIBILIDAD AL ORDEN DE LA NATURALEZA SE PUEDE DESPERTAR y compartir con  otros; esto es sano, curador; da alegría, impulsa la inteligencia y lleva a las personas a la sabiduría y la serenidad.

Lo que se hace nada mas que porque es decorativo, puede ser como la pintura, que, por mas buena que sea, siempre tapa la cosa que se pinta.

Lo que se hace nada mas que porque es útil puede ser como un injerto con poca relación con lo que hay alrededor con lo que había antes y con lo que es adecuado para el lugar.

Lo hermoso y lo útil son muy importantes y siempre hay que cuidarlos.
Pero por sí solos su valor es muy limitado. En cambio, cuando lo lindo y lo útil armonizan con todos los niveles de la realidad, esa Totalidad es enorme y buena.

La belleza y lo útil están en lo que es sano y funciona bien.

Resumiendo: Las plantas autóctonas tienen valor estético y muchos otros valores. La naturaleza es completa; es la totalidad. Tiene profundidad, incluye lo Superficial - decorativo, y lo útil. Está ordenada, unida, a todos los niveles. Armoniza colores fuertes y colores sobrios; cambios graduales de color y contrastes, sin que esto interfiera con la salud, la resistencia y la forma equilibrada de las plantas.

En cambio, si se ve a las plantas solamente como adornos, se deja de lado, y entonces se trastorna, el  orden de la naturaleza; por ejemplo buscando variedades "disciplinadas" o "variegadas", o con flores dobles, que son plantas anormales, defectuosas, desequilibradas, o plantando especies de otras regiones que se pueden hacer plagas y dejar a muchos animales silvestres sin las plantas que son su comida. Las  plantas silvestres viven bien  sin ponerles venenos, regarlas, ni atarlas a un palo (se sostienen solas).

- La naturaleza trae sabiduría, alegría.  - Con su estilo rústico y espontáneo ayuda a despertar serenidad, quietud y paz, tres cosas que en la vida moderna están faltando.  - Tiene la apariencia, lo lindo, y  también los significados, lo espiritual, todo en  equilibrio  - no el de una estatua, sino el de una danza.
- Cambia con armonía espontáneamente con el paso de las estaciones del año y el crecimiento de las plantas; también pueden ser del orden natural los cambios meditados, inteligentes, hechos por gente con sensibilidad y conocimiento.

PROPUESTAS

Para que el campo funcione bien, para tener belleza, armonía y naturaleza donde vivimos; para cuidar la naturaleza, que está siendo exterminada, entendemos que, además de Parques Nacionales y otras zonas protegidas estatales, es necesario:
 
- Ayudar, a través de: - conferencias, - cursos,- folletos,- libros, -  exposiciones, - visitas explicadas,- artículos y notas en medios de difusión: diarios, revistas, radio y televisión, a conocer y apreciar las plantas autóctonas, a entender que todas son importantes y muchas son lindas, útiles, y fáciles de cultivar, y que están siendo exterminadas

- PRODUCIR, POR  CULTIVO, EJEMPLARES Y SEMILLAS DE ESPECIES AUTOCTONAS PARA
PLANTAR, PARA NO EMPOBRECER LA NATURALEZA POR LLEVARSE DEMASIADAS PLANTAS;

- Conservar  áreas silvestres de tamaño importante (más de 2O ha), con su vegetación natural, en el campo y en las ciudades; en algunos casos haciéndoles cambios para adecuarlas a diferentes usos, pero sin arrasar ni exterminar; Si no hay de 20 ha o más, es mejor tener más chicas que nada.

- Cultivar plantas autóctonas en viveros, granjas, estancias, parques, montes de abrigo, en el arbolado de las calles; y en plazas, jardines, canteros, maceteros y macetas, en lugares públicos y en lugares privados.

- Tener en cuenta que las plantas exóticas (= originarias de otros continentes o de otras regiones naturales) impiden que crezcan plantas autóctonas, trastornan el paisaje y el funcionamiento del ambiente, y no son la comida mas apropiada para los animales herbívoros autóctonos, favorecen a algunos, que pueden aumentar por eso de cantidad hasta hacerse plagas (isocas, orugas, langostas, cotorras, torcazas, cuises, etc.), y perjudican a otros animales autóctonos, haciendo que bajen de cantidad, hasta los pueden hacer desaparecer.

Por todo lo que dije y por muchas otras razones mas, impulsar el cuidado y cultivo de plantas autóctonas es ayudar al orden del mundo, al equilibrio entre las especies, a la conservación de la naturaleza y a la salud de la humanidad. Esto puede parecer extraño porque no estamos acostumbrados a estas cosas. Pero pensando con tranquilidad y mirando con atención hasta entender, vemos que es verdad. Una parte grande del planeta Tierra fué hecha menos natural por acciones humanas, pero eso es más razón para cuidar lo natural, impulsarlo, apoyarlo, ayudarlo. No por fanatismo, sino porque se entiende como es la naturaleza.

Las plantas comunes en jardines y cultivos se usan porque despiertan emociones, son resistentes, tienen rendimiento alto, se venden bien, traen recuerdos, están en los viveros y las semillerías, o porque son lindas. Y porque la cultura hace que interesen plantas que se cultivan desde hace mucho, conocidas, rutinarias; o las que son famosas por la propaganda, o porque están de moda, o tienen "status" o "garantía" de que no son "yuyos ordinarios" porque las venden en viveros y semillerías, porque se cultivan en jardines prestigiosos o figuran en revistas o libros extranjeros.

Todo esto pasa sin entender qué es la naturaleza, y por eso sin cuidarla; por eso para hacer cultivos o jardines, es común empezar matando la naturaleza del lugar; después se le impide volver, porque se cubre el lugar con paisajes "standard", conocidos, rutinarios, que, en la Argentina, se hacen con especies originarias de otras partes del mundo: - pinos, tuya, cedros, álamos, eucaliptus, negundo, "paraíso", fresno,  plátano, olmo, tilo, alcanforero, arce, ciruelo, duraznero, "acacia negra", gomero, casuarina, robles, morera, bambú, liquidambar, níspero, ligustro, ligustrina, cítricos, Aspidistra, hiedra, madreselva, glicina,  jazmines, "enamorada del muro", rosales, azarero, abelia, formio, hortrensia, Crataegus, Cotoneaster horizontalis, "alegría del hogar", azaleas, clivia, agapanthus, "lazo de amor", helecho "serrucho", Vinca major, Lagerstroemia, palmera de la Canarias, Ficus benjamina, gomero, Yucca, etc.

Esos conjuntos de plantas tienen  muy  poco valor y significado como naturaleza, no funcionan con orden como el paisaje natural. Hacer jardines con especies originarias de varias regiones naturales es parecido a sacar frases sueltas de varios relatos y juntarlas porque son lindas; el resultado es incoherente. Hay plantas autóctonas tan lindas, decorativas, nobles, dignas, útiles y respetables y merecedoras de afecto como esas, algunas las superan.
SE PUEDEN HACER PARQUES Y JARDINES COMPLETAMENTE SATISFACTORIOS, EXCELENTES, USANDO SÓLAMENTE PLANTAS AUTÓCTONAS.

Pregunta: ¿Porqué son pocos los que dejan a propósito  áreas silvestres, o hacen jardines, parques, cercos y montes protectores con plantas autóctonas?

Respuesta: - porque no es costumbre; - porque no se les ocurrió, porque hay poco conocimiento y afecto hacia la naturaleza, poca humildad ante lo silvestre; - por un prejuicio tonto de que las plantas nativas son feas, ordinarias, malas, peligrosas, - porque casi todos los viveros venden pocas autóctonas; - y porque muchos creen que un parque TIENE que tener pinos, robles, rosas, cercos de ligustrina, canteros de caléndulas, prímulas, etc..

Pero la vegetación nativa tiene todos los valores prácticos, estéticos y espirituales que necesitamos. Destacando esos valores de las autóctonas en la  promoción y la propaganda, haciéndolas figurar en libros y revistas, haciendo énfasis en que tienen valor especial por ser autóctonas, la gente las acepta con entusiasmo. Y mucha gente compra cualquier planta linda que está, en venta, sin conocerla. Así que no hay razones con fundamentos para NO propagar, vender y plantar autóctonas - excepto que muchos viveristas y jardineros no se decidieron a hacerlo.

Para IMPULSAR EL CONOCIMIENTO Y EL APRECIO HACIA LA NATURALEZA sería bueno que
haya plantas autóctonas en - viveros, florerías, catálogos de semillas y plantas, jardines, parques, plazas, huertas, cursos y libros de jardín, árboles de la calle,  cultivos, exposiciones de plantas y flores, en la agronomía, los jardines botánicos y el paisajismo, porque influyen sobre gustos y costumbres. El número de estas instituciones y lugares que tienen plantas autóctonas es insignificante, la mayoría impulsa a exterminarlas y reemplazarlas.

Y es necesario REBAJAR IMPUESTOS a los dueños de tierras silvestres - ahora se los castiga con impuestos.

¿Plantas Autóctonas ó "Plantas Nacionales, Argentinas, Nuestras"?

Es importante entender que las plantas son autóctonas de regiones naturales, no de países. La naturaleza se distribuye por regiones naturales, NO por fronteras políticas, que son inventos humanos y no tienen significado para la naturaleza.
Por eso NO SON AUTOCTONOS EN BUENOS AIRES el "palo borracho", el cina-cina, la "pezuña de vaca", el lapacho y la mandioca brava o "falso cafeto" (Manihot flabellifolia), que son del noreste del país, NI la Tipa, el jacarandá  y el palán-palán que son del noroeste; NO PUEDEN funcionar de un modo natural en una región que no es la suya, donde no está  la mayoría de los animales y plantas acompañantes que, por comerles hojas, semillas, savia, raíces, hacen que crezcan y vivan con ORDEN y armonía (la naturaleza es todo junto: plantas, suelo, animales, clima, de una región natural). Por eso en Buenos Aires estas ocho especies crecen demasiado rápido, dan demasiada semilla, y se hacen malezas invasoras. En Buenos Aires, tipa y jacarandá son menos invasores, pero NO son parte del orden natural, causan problemas: están invadiendo el parque natural Costanera Sur, dañando a plantas realmente autóctonas y a los animales que las necesitan.

Mirando con atención, todos podemos ver que es así. ES VER LAS COSAS COMO SON.

Algunos dicen que, si las únicas plantas que funcionan de modo natural son las autóctonas, entonces, con ese modo de ver las cosas, la gente que vino de otros países y sus descendientes tendrían que irse. Pero esa es una conclusión falsa, a la que se llega por no pensar lo suficiente y por considerar el tema sin la serenidad necesaria; vale más entender, que sacar conclusiones rápidas. La realidad es que las plantas no aprenden como los humanos; los seres humanos podemos aprender a armonizar con la naturaleza, a hacer las cosas bien, manteniendo la armonía natural que podemos destruir pero no hicimos y que hace posible la vida. Todo lo que le pase a los animales y a las plantas les va a pasar a los humanos.

La naturaleza funciona bien sin ayuda desde antes que hubiera gente con la profesión de paisajista.

 Cuando se la deja en paz y se la respeta, funciona bien.

- ¿Qué vale más: el orden de la naturaleza, que es parte de la Armonía Universal,
- o el capricho de un individuo por sus sentimientos, o por lo decorativo - superficial, o por su ambición ?

-  Hace falta ayuda. Se puede: enviar cartas con propuestas de este texto  a las autoridades del gobierno y de empresas privadas, juntando firmas; dar a conocer este texto por diarios, revistas y radio, mencionando al autor

Gracias. Para más información o colaborar es posible dirigirse a Ricardo Barbetti, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
Museo Argentino de Ciencias Naturales, Avenida Ángel Gallardo 47O, C 14O5 DJR Buenos Aires, Argentina,
4 - 982 - 1154 - 5243 - 4494 - 0306. Si desea hablarme y no estoy, puede dejar su nombre y número de teléfono.

 
< Anterior   Siguiente >

Boletines informativos gratis!

< />
Grupos de Google
Suscríbete al Boletin de Alihuen y recibe información de Alta Calidad en forma periódica!
Correo electrónico:
Consultar este grupo


seguinos en facebook

twitter

Publicidad
Publicidad
canal de Youtube Alihuen
MERCURIO NO!!!

Poda de árboles

Denuncia la poda y extracción de árboles al

Esta Prohibido podar y extraer árboles en Santa Rosa, L.P.. Cuando vea esto haga la denuncia telefónica al 02954 - 435555.

¡¡¡ RECICLA!!!

Anti-incineración

 
    Diseño Web La Pampa