10 de septiembre - Día Mundial de la Prevención del Suicidio

Image

Cuestión de Vida
  
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 40 segundos se produce un suicidio en algún lugar del mundo. Es decir, hay un millón de muertes anuales por esta causa, número que supera la cantidad de víctimas que provocan todas las guerras. Por eso es considerado hoy, el suicidio, un grave problema para la salud pública.


 

 

Ante tamaño flagelo social, el año pasado la OMS declaró el 10 de septiembre de cada año, como Día Internacional de Prevención del Suicidio, debido a que los resultados de las investigaciones demuestran que esta fatídica decisión puede ser prevenida mediante programas de asistencia y contención.
 
Este flagelo que ha ido en aumento de acuerdo a las estadísticas, en gran medida es prevenible;  provoca casi la mitad de todas las muertes violentas y se traduce en casi un millón de víctimas al año, además de unos costos económicos cifrados en miles de millones de dólares, según ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las estimaciones realizadas indican que en 2020 las víctimas podrían ascender a 1,5 millones por lo cual  se celebra cada 10 de septiembre para llamar la atención sobre el problema y preconizar la adopción de medidas a nivel mundial.

“Cada suicidio supone la devastación emocional, social y económica de numerosos familiares y amigos», ha declarado la Dra. Catherine Le Galès-Camus, Subdirectora General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. «El suicidio es un trágico problema de salud pública en todo el mundo. Se producen más muertes por suicidio que por la suma de homicidios y guerras. Es necesario adoptar con urgencia en todo el mundo medidas coordinadas y más enérgicas para evitar ese número innecesario de víctimas.”