BOLETIN GRATIS

 

Suscribirte a el Boletin de Alihuen y recibe información periodica. 

Correo electrónico:

 

 
Publicidad
Menú principal
Inicio
Elecciones
facebook
Proyectos
Información
Tóxicos
Fotos y videos
Efemérides
Denuncias
Links
Donaciones
Conócenos!
Niños perdidos

Revistas
ECO-Chicos
ECO-Breves
Escritores Pampeanos
Boletines Informativos
Estado del tiempo
Pronóstico Mundial
Imágenes satelitales
Pronóstico SMN
Estado del Tiempo
LLuvia y Temperatura
Radar meteorológico
Encuestas
¿Cuales son las prioridades que debería tener el gobierno Argentino en política ambiental?
 
Conócenos

¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Estadísticas
Visitantes: 20438292
Inicio arrow Tóxicos arrow ¿Qué es la eutrofización?
¿Qué es la eutrofización? Imprimir E-Mail

Por José Ángel Rodríguez *.- El 12 de diciembre de 2002 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el año 2003 como "Año internacional del agua dulce", con el objetivo principal de solucionar los graves problemas de agua a los que se enfrenta el mundo. El agua dulce es el bien natural más escaso del planeta, en cuanto que apenas supone el 5 % del agua total disponible.

En estos momentos se calcula que 1.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable, 2.400 millones no tienen saneamiento adecuado, y todos los años mueren más de 3 millones de personas por enfermedades causadas por la falta de agua potable. En el comunicado oficial de Naciones Unidas se destaca cómo se espera que la situación empeore en los próximos años, siendo un importante foco de problemas y conflictos, locales, nacionales e incluso internacionales.

¿qué es la eutrofización?

La palabra "eutrofización" proviene del griego eutros y significa bien alimentado. Consiste en que la presencia excesiva de materia orgánica en el agua provoca un crecimiento rápido de algas y otras plantas verdes que recubren la superficie del agua e impiden el paso de luz solar a las capas inferiores. Estudios realizados por M. Vedugo Althofer o M. Fernández-Crehuet Navajas señalan a la eutrofización de las aguas como uno de los problemas más graves de contaminación, porque implica una pérdida de biodiversidad, disminuyendo el número de especies de seres vivos y aumentando el número de individuos de las pocas especies que quedan.

Junto con estos factores físicos, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, se produce una invasión de especies adaptadas a las aguas contaminadas, e interacciones alelopáticas -producción de sustancias inhibidoras del crecimiento o de la germinación- lo que termina desencadenando una gravísima alteración de la fauna ligada al medio acuático.
En el caso de las algas, las especies que quedan suelen ser de gran tamaño y los animales del zooplancton no pueden comérselas. La proliferación masiva de dichas algas ocasiona, en las zonas superficiales, una disminución en la transparencia del agua y, en las zonas profundas, una disminución del oxígeno disuelto. También el aspecto estético y recreativo puede verse afectado: lagos y ríos dejan de ser atractivos.

La problemática de la eutrofización es un fenómeno con trascendencia y repercusiones planetarias, como apuntaron Bernat j. Nebel y Richard T. Wright, que analizaron la nocivas consecuencias de la eutrofización con ejemplos muy ilustrativos a nivel mundial, como la Bahía de Chesapeake, el mayor estuario de Norteamérica, que pasó, de rendir millones de kilogramos de pesca y mariscos y albergar grandes bandadas de aves acuáticas antes de los años 70, a no tener vegetación sumergida excepto en el desagüe principal, en la parte inferior de la bahía, a principios de los 80.
Sin embargo, la eutrofización no supone que las masas eutróficas de agua estén muertas, sino como decimos implica una pérdida de biodiversidad. En el ejemplo de la bahía de Chesapeake prosperó la población de boquerón y el arenque de agua dulce, especies que no son adecuadas para el alimento humano, al tiempo que desaparecieron otras especies.
Descartados los desechos químicos tóxicos de las industrias y los herbicidas empleados en los campos agrícolas, el equipo científico de la Universidad de Maryland y del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia, patrocinados por fondos de la Oficina de Protección al ambiente, observó que el enriquecimiento del agua con nutrientes estimulaba el crecimiento de varias formas de plantas microscópicas- fitoplancton-, por lo que aumentaba la turbiedad de las aguas y bloqueaba la luz requerida para la fotosíntesis, que provocaba la muerte de la vegetación. Todavía más perjudiciales fueron las bacterias descomponedoras que se alimentaban de la materia muerta, pues consumía el oxígeno que necesitaban peces y moluscos. La bahía de Chesapeake había caído víctima de la eutrofización.

En España, Santos Cirujano Bracamonte se refiere al problema de la contaminación de las zonas húmedas del Suroeste de Europa por aguas procedentes de núcleos urbanos, industriales o vertidos agrícolas. Entre los enclaves más importantes sometidos a un proceso creciente de eutrofización deben de mencionarse Aiguamolls de l`Empordà, Delta del Ebro, Albufera de Valencia, el Hondo de Elche, Tablas de Daimiel, lagunas de la Mancha Húmeda, Doñana y Albufera de Mallorca.

La eutrofización de la Sierra de Baza
En este panorama, ha comenzado el 14 de octubre de 2003 un macro proceso judicial en la Audiencia Provincial de Granada, en el que se involucra a los que en 1998 eran responsables de la gestión del Parque Natural de la Sierra de Baza, su Director Conservador, José María Irurita Fernández, el Delegado Provincial de Medio Ambiente en Granada, Rafael Salcedo Balbuena, junto con el responsable de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en Granada, Alejandro González Monclús, junto con dos maderistas. La acusación solicita condenas que suman más de 40 años de prisión para el conjunto de los implicados, además de indemnizaciones millonarias y para los que ya ha sido solicitada fianza por importe de 1.200.000 euros (unos 200.000.000 Pts).

¿Y de qué se les acusa?

Al amparo de una mera autorización para retirar residuos forestales (Maderas muertas y deterioradas podía leerse en el escrito), dada por el citado Director del Parque a una empresa de muebles de la localidad granadina de Baza, (por la que esta empresa no había pagado ni una sola peseta y que si bien fue concedida por el concreto tiempo de tres meses se prolongó desde marzo a noviembre de 1998) tuvo lugar una masiva eliminación de vegetación de ribera por el pernicioso sistema de corta a hecho (tala a matarrasa) en los arroyos Uclías y Bodurria del Parque. Este hecho supuso la deforestación de casi 10 Kms. de riberas y la eliminación de más de 13.000 árboles, fundamentalmente álamos negros, álamos blancos y sauces.

Tras la actuación deforestadora quedaron abandonados gran cantidad de residuos resultantes de la actividad maderera ejercida en la zona, vertidos que no sólo no se eliminaron en los meses posteriores, sino que en las posteriores labores de limpieza de las riberas se reiteraron, al efectuar nuevos y masivos vertidos entre julio-agosto de 1999, al pretender deshacerse los maderistas beneficiados con la ilegal corta de madera de los residuos forestales generados al menor costo posible. Los vertidos fueron tan masivos, que llegaban a obstruir completamente en algunos casos el cauce, formando incluso presas artificiales.
La posterior analítica efectuada por el Laboratorio Oficial de Canales, de las muestras tomadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) puso de manifiesto una progresiva disminución del porcentaje de oxígeno disuelto, de modo que los resultados reflejaban unos porcentajes inadmisibles en los parámetros químicos orgánicos utilizados para definir la calidad de las aguas. Con el paso del tiempo y en función de las condiciones ambientales la descomposición de la materia orgánica tuvo lugar, formándose verdaderos cenagales de materia orgánica en descomposición, llegando a aparecer condiciones de anoxia (ausencia de oxígeno) como lo delataba el color de los lodos y los olores desprendidos.

Estas condiciones son idóneas para la invasión de higrófitos o plantas marginales, caracterizadas por tener su base sumergida, que forman densos herbazales cubriendo buena parte del lecho del río. Entre estas se pueden citar el berro (Nasturtium officinalis), la enea (Thypa domingensis), diversas especies de juncos (Juncus sp, Scirpus holoschoenus, Eleocharis palustris...), diversas especies de gramíneas, ranunculos, adelfilla pelosa (Epilobium hirsutum), etc. Tal situación trae consigo la disminución de la iluminación en la columna del agua y por tanto el decaimiento de la instalación de macrófitas sumergidas que aportan oxígeno al agua tras el proceso de la fotosíntesis.

En definitiva, queda hecho el llamamiento en una ocasión en la que coinciden en el tiempo la celebración del Año Internacional del Agua Dulce con un macro proceso como el que acabamos de ver, en el que están implicados precisamente quienes tenían por misión la conservación y protección de un Parque Natural como el de Sierra de Baza.

Bibliografía
M. Vedugo Althofer, La calidad de las aguas continentales españolas. Estado actual e investigación, Logroño 1995.
M. Fernández-Crehuet Navajas, Contaminación química del agua en Estudio Sanitario del Agua. Universidad de Granada 1999
Bernat J. Nebel y Richard T. Wright, Ciencias Ambientales. Ecología y Desarrollo sostenible. Editorial Pearson.
Santos Cirujano Bracamonte, La calidad del agua y los sistemas acuáticos españoles
José Ángel Rodríguez.- Es uno de los responsables del "Proyecto Sierra de Baza", para la conservación de este Parque Natural granadino.
Enlaces:
Proyecto Sierra de Baza
http://www.sierradebaza.org

 

 
< Anterior   Siguiente >
seguinos en facebook

twitter

Publicidad
¡¡¡ RECICLA!!!

Publicidad
PampaSeg

Jornadas de Software Libre y Seguridad Informática. 21 y 22 Noviembre 2014, Santa Rosa, La Pampa

canal de Youtube Alihuen
MERCURIO NO!!!

Poda de árboles

Denuncia la poda y extracción de árboles al

Esta Prohibido podar y extraer árboles en Santa Rosa, L.P.. Cuando vea esto haga la denuncia telefónica al 02954 - 435555.

Anti-incineración

 
    Diseño Web La Pampa